Muy muy fans de Benjamin Chaud

Ayer abrió una librería infantil en Macerata. Es un gran acontecimiento porque (aunque la Bottega del Libro es una maravilla y también Del Monte está bien surtida para peques) es la primera librería infantil de la ciudad.

Así que no me quise perder la inauguración de Bibidibobidibuk, que además la han puesto en marcha dos chicas muy majas que son voluntarias de Nati per Leggere (un día os hablo de Nati per Leggere, que también yo soy voluntaria)

Aunque, en honor a la verdad, la librería es muy muy chiquitita (la planta de arriba es apenas una minúscula sala de lectura a la que se accede por una estupenda escalera de caracol), estuve un montón de tiempo venga a mirar todo, mientras llegaba Roberta y le daba un saludo... me chiflan los libros para niños, me vuelven loca.

Y, claro, pues algo tenía que caer. Habrá que alentar este tipo de proyectos, ¿no? ¿Y cómo se alientan si no es comprando?

El caso es que me enamoré ineluctablemente de los libros de Benjamin Chaud editados por Franco Cósimo Panini, Un ballo da orsi y La canzone da orsi (que en España veo que ha editado Edelvives). Esos había. Veo que también hay editado un tercero de temática circense.... ¡qué apetecible! Me llevé solo uno por eso de que costasen 15 euros 14,5 exactamente. Puesto a prueba en la lectura nocturna no pudo ser mayor éxito.



Y eso que la locatis de Mía se empeñó en leerlo ella y que todos estuvieramos callados mientras se inventaba todo y nos pedía buscar cosas en las hipnóticas ilustraciones

Porque eso es lo más maravilloso, las dobles páginas ilustradas en que se pierden los ositos... Ved vosotros mismos y decidme si no son un delirio fabuloso


La del ferry es brutal porque, además, nos dio para ventilar recuerdos de nuestros propios viajes en barca a España, en verano... (aunque todavía no hemos coincidido en un barco de Grimaldi tan alucinante y divertido como el del dibujo).

El caso es que pensaba que Benjamin sería un clásico, pero qué va, es un dibujante del 75, vamos, que no es que sea anciano e histórico.... es solo parisino, y hace libros súper chulísimos.

Lo cierto es que estoy descubriendo muchos libros infantiles muy bonitos, muchos autores y muchos ilustradores (mi sueño siempre ha sido una editorial, pero me da a mí que soy demasiado pobre). A ver si de vez en cuando comparto descubrimientos en este sentido en el blog


Comentarios

Entradas populares